Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

fb875b2f7bad9408142898630f84f58c--samuel-beckett-art-house

Vámonos!

Allí no se puede.
Hemos comprobado que no se puede,
lo hemos probado y lo hemos vivido,
lo hemos intentado y hemos fracasado.

Allí no se puede pensar
y si no piensas estás muerto,
Estás fuera.
Te echan fuera.

Allí no existen el silencio,
no se aprecian los silencios,
no hay gente callada,
no se quiere a la gente tranquila,
se desprecia a la gente que está callada.

No hay nadie que quiera callarse,
ni que quiera tener tiempo para callarse,
para pensar.
No hay tiempo.

En esas calles, en esas casas minúsculas,
en esas oficinas nadie puede pensar,
nadie es capaz de pensar,
de pensar en nada,
de pensar por si mismo.

En mitad de toda esa gente,
de todos esos grupos,
no quieren que pensemos,
los grupos es para personas que no quieren pensar,
ni siquiera encontrar algo en lo que pensar.

El ruido se ha convertido en lo normal,
el escándalo es lo más bello,
El griterío entre los grupos es lo que llaman vida.
A eso lo llaman vivir,
vivir bien,
vivir con comodidad
vivir en libertad,
en sociedad,
en colectivo.

Tenemos que estar convencidos de estar aquí,
calladitos, en silencio, en marcha,
por eso hemos llegado hasta aquí a pesar de la lluvia.
Eso es lo que no queríamos.
Partir es lo que decidimos,
lo que queremos,
lo que queríamos,
lo que mucha gente antes o después
se va a encontrar,
por voluntad o por la fuerza del tiempo,
en mitad de un descampado,
entre sábanas blancas,
en tu propia cama…

¿Es cierto esto que digo?

Son nuestras deliberaciones.

Míralos,
ni se quitan el sombrero,
entre bocado y bocado gritan,
entre trago y trago hablan,
y siempre van en grupo,

grupos pequeños o grandes

pero en grupo.
Son Los Colectivos y
están por todas partes,
en partidos,
en federaciones o confederaciones:
el asociacionismo
las fundaciones,
los partidos,
grupos de expertos,
científicos, deportistas,
actitudes gremiales,
movimientos,
escuelas, doctrinas y sistemas.
son todos los -ismos.

Son como las películas de terror.
Me dan miedo los colectivos,
desconfío de todos ellos,
de todos los –ismos,
son fábricas de pensamientos globales.

Son los que viven bien,
los que viven,
los que saben vivir.

Esto no tiene sentido hacer solo,
es una decisión de los dos,
tuya y mía,
pero necesitamos seguir avanzando,
aunque no las tenga todas conmigo,
aunque no todo esté claro,
sabemos que tenemos que seguir,
avanzando.

Cógeme de la mano,

Cógete de la mano.

Vámonos!

Ensayando nuevo proyecto de Impromptus en torno a Mercier y Camier de Beckett

FacebookTwitterLinked InYouTubeVimeo